Actividades destacadas en Dublín

Dublín posee una rica herencia y cultura, y está repleta de atracciones históricas por descubrir que la convierten en un lugar ideal para conocer el pasado de Irlanda. No importa si viajas con familia o amigos, siempre encontrarás algo para todos los gustos, para todas las edades y todo tipo de actividades.

Herencia histórica

Como capital de Irlanda, la historia de Dublín es clave para entender su cultura y sus costumbres. Visita las mejores atracciones históricas de Dublín para conocer el rico pasado de la ciudad. Dublinia te transportará al Dublín vikingo y al Dublín medieval; sus dos famosas catedrales de Dublín, la de la Santísima Trinidad y la de San Patricio, son visitas ineludibles para contemplar la vieja arquitectura de estas antiguas iglesias. Si tienes tiempo, te recomendamos encarecidamente una excursión fuera de Dublín al castillo de Malahide, en el que los visitantes pueden admirar este entorno perfecto y su castillo del siglo XII enclavado en este pueblo costero.

Tómate algo en Dublín

Dublín es sinónimo de la popular cerveza negra y seca, por lo que Guinness Storehouse es una visita ineludible. Descubre la historia de la conocida bebida de su inventor Arthur Guinness allá por el siglo XVIII en uno de los edificios más emblemáticos de la ciudad. Haz un recorrido por la cronología de la famosa bebida y acaba en el Gravity Bar con una pinta gratis para culminar la experiencia. De principio a fin, la destilería de Old Jameson es un lugar fantástico para conocerlo todo acerca del whisky irlandés en una visita divertida e interactiva que incluye que incluye una sesión de cata.

Para toda la familia.

Si visitas Dublín con los niños, el zoo de Dublín es una excursión perfecta para toda la familia. Es una de las atracciones más populares de Dublín y tiene multitud de cosas para ver y hacer, desde ver a los elefantes asiáticos, a los gorilas de la selva. Si te gustan los animales, visita la granja Airfield y disfruta de una jornada campestre y orgánica, y aprende de paso un poco de historia. Si lo que buscas es algo diferente e igual de interactivo, el Museo Nacional de Cera es otra visita fantástica para los niños, en la que poder enseñarles la historia y cultura popular en la que caras famosas cobran vida. Rainforest Adventure Golf es otro día que puede resultar divertido para los niños. Con tantas cosas que hacer, no nos extraña que necesites el Dublin Pass.

Aficionados al deporte

La visita al estadio Aviva de Dublín es una visita obligada para niños y adultos si sois aficionados al deporte. Aprende sobre fútbol y rugby irlandés para mejorar tus conocimientos deportivos, recorre el túnel de jugadores y accede a los vestuarios de los equipos. Y no puedes irte sin zambullirte en el Centro Acuático Nacional, la tercera atracción más popular de Irlanda. Sede del parque acuático más grande de Europa, incluye canales, piscinas de burbujas y una montaña rusa acuática.

Arte y cultura

Dublín ha disfrutado de un abundante éxito creativo en el pasado, así que disfruta de la cultura irlandesa y conócelo todo acerca de la rica historia de Dublín. Explora el centro dedicado a uno de los escritores irlandeses más prolíficos, James Joyce, cuya novela Ulises, cautivó al mundo. Conoce su vida y su obra a través de la pantalla interactiva, y participa en una visita y charla para aprender aún más. La Galería Nacional de Irlanda es otra de las excelentes colecciones que cuenta con más de 2500 cuadros y otras 10 000 obras de arte, incluidas esculturas y acuarelas. La galería acaba de celebrar su 150 aniversario por lo que podrás disfrutar de algunas de las mejores obras de arte de la escuela de pintura europea, de artistas como Caravaggio, Rembrandt y Vermeer. Otros museos que merece la pena visitar son el Museo Nacional Irlandés y el Museo de los Escritores de Dublín, para saber más cosas del rico pasado de Dublín.

Consulta las: recomendaciones de los propios dublineses sobre qué hacer en Dublín